Antiguamente se solía roscar/golpear los colchones regularmente en primavera y otoño al aire libre y al sol. Lo cual hoy en día ya no es posible en la mayoría de los casos. Ya que los colchones  no son lavables. Los ácaros del polvo y los gérmenes de hoy pueden reproducir felizmente y sin perturbación en nuestros colchones.

Con el sello de calidad
Con el sello de calidad

La Salud tiene prioridad

Los ácaros del polvo están presentes en casi cada colchón. Esto no es un signo de falta de higiene.

 

Los ácaros del polvo y los microbios encuentran condiciones ideales de vida y reproducción en colchones.

Caspa, polvo, sudor, etc. proporcionan nutrientes para los ácaros. También la sabana la más densa no puede proteger de estas partículas.

Se puede encontrarse hasta dos millones de ácaros en un colchón!

Los ácaros producen heces, bacterias y esporas de moho que pueden desencadenar alergias. Por el movimiento durante el sueño, éstos vienen a la superficie del colchón a través de las sabanas y aparece en la piel, los tractos respiratorio y los membranas mucosas y puede causar Inflamación de la Mucosa, Prurito (picazón), Bronquitis, Asma, etc. 

 

Ácaros del polvo - el enemigo invisible en colchones y muebles tapizados

 

 Con el sello de calidad

Producimos sudor cada noche dormiendo y el cuerpo pierde hasta un gramo de piel, y alimenta los ácaros del polvo en el colchón.

Los ácaros excretan casi el doble de su peso al día. Sus excrementos microscópicos contienen Guanina que es altamente alérgica para muchas personas.

Por ejemplo; Asma está aumentando a un ritmo alarmante, especialmente entre los niños. De hecho, el 80% de los asmáticos reaccionan a los ácaros del polvo.


La vida de un ácaro es de 60-150 días, durante este tiempo, las hembras ponen hasta 300 huevos.

Principamente hay una alta población de ácaros en zonas costeras cálidas, en habitaciones con calefacción o en cuartos húmedos.

El 90% de los ácaros del polvo se encuentran en los colchones, ya que es su fuente de alimento principal. 

Los ácaros del polvo son microscópicos, 300 caben en una cabeza de fósforo.

Para un sueño sano e higiénico, recomendamos una repetición cada 6 – 12 meses.

 

El colchón permanece en la cama durante la limpieza y puede ser utilizada unos pocos minutos después del proceso de limpieza.

Duración aprox. 20 minutos para un colchón de 100 x 200 cm.

100% proceso seco

 

 Con el sello de calidad

 

Trata su Familia, sus Invitados, sus Clientes a un sueño higiénico y sano y contacte con nosotros para una offerta. 

 

Su Especialista POTEMA certificado

 

ProACS

Jacqueline Addison

03724 Moraira (Alicante) Spain


Tel. /WhatsApp: +34 659 42 48 45

www.proacs.jimdo.com